domingo, 2 de febrero de 2014

Critica de Natalia Martirena Fui a ver la obra perfomática Transformer de Nicolas Poggi y Rosina Gungolo que directamente asociamos con peliculas y juguetes. Pero es otra cosa," ser arrojado" en el tiempo es lo que me dió la necesidad de compartir la experiencia, no sólo porque me gustó mucho (me gustaron varias obras de danza de éste 2013 bahiense). Transformer basada en la repetición y la secuencialidad nos hace entrar en otra temporalidad( con ésta descripción me quedo muy corta), transformer la bailarina , transformer un living o cuarto de una casa, transformer el vestuario, transformer el espectador, transformer la historia. Transformer tiene algo de Acumulation de Trisha Brown(1971-73, 1978,1997) , tiene algo de la obra que ellos mismos hicieron hace dos años en el Teatro Municipal , tiene algo de acá y sobre todo tiene algo único de Nico y Rosina. Es una mezcla panorámica en donde mirás de un punta como se concentra en la presencia de un cuerpo la relación del tiempo, la memoria y la acción. Una acumulación histórica en relación a la danza bahiense. Ahi siento que se juega algo fuerte. Actúa en el presente y a la vez te empuja al pasado y al futuro. Es un obra puerta giratoria que no sabés muy bien cuándo ni dónde vas a salir.//

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal